Crear y completar un Archivo de Imagen Controlado


Desde la versión 1.9 de IsoBuster es posible crear y completar lo que podemos llamar un Archivo de Imagen Controlado.
Estos archivos consisten de UN archivo de tipo IBP y UNO O MÁS archivo(s) de tipo IBQ.
Siempre deben mantenerse sus nombres idénticos (aparte de sus diferentes extensiones) y que coexistan en la misma carpeta.
En otras palabras, no renombre el archivo IBP por ejemplo como x.IBP y un archivo IBQ como y.IBQ, porque entonces no se relacionarán entre ellos de la forma normal, haciendo que IsoBuster sea incapaz de usarlos debidamente.

Un Archivo de Imagen Controlado (combinación de los archivos con extensiones previamente mencionadas IBP e IBQ) ofrece una forma de detener una extracción iniciada y resumirla en una fecha posterior.
Y cuando hay errores, son marcados, y esos bloques pueden ser releídos nuevamente con posterioridad para rellenar las zonas intermedias.

La GRAN VENTAJA de este dispositivo es que usted puede iniciar la creación de un Archivo de Imagen de un disco óptico usando una unidad de lectura, pero posteriormente puede llevarse el disco a otra unidad lectora en el mismo PC o en otro diferente, e intentar completar el Archivo de Imagen en esa otra unidad/PC.  A menudo algunas unidades son capaces de leer correctamente datos que otras unidades no han sido capaces de leer, y viceversa.  Así que ahora usted tiene la posibilidad de completar la imagen de un disco usando diferentes equipos  para intentar obtener lo mejor de cada unidad usada para leer el disco.  Por favor, lea lo siguiente para comprender los posibles problemas que se puede encontrar.
Las ventajas adicionales son que ahora usted tiene una imagen (aunque sea parcialmente tratada en cada paso del proceso) en su disco duro, y puede trabajar con el Archivo de Imagen desde el disco duro, lo que es cientos de veces más rápido que trabajando desde el disco CD/DVD/BD/HD DVD original, especialmente cuando hay errores muy difíciles de leer.
Toda la funcionalidad que usted usa desde el disco original ahora usted la tiene disponible en un Archivo de Imagen pero con mucha más velocidad.

Creación

La creación de un Archivo de Imagen Controlada (si no se la sugiere automáticamente IsoBuster) puede ser iniciada por la decisión del propio usuario oprimiendo el botón derecho del ratón sobre la mayoría de los Iconos de CD/DVD o Unidades existentes en el panel de la izquierda (TreeView).  El proceso se parece mucho a la creación de un Archivo de Imagen ordinario. Después de la creación, ya sea parcial o completa, usted tiene que cargar el archivo creado de la misma forma que cualquier otro Archivo de Imagen. Si la creación le fue sugerida por el propio IsoBuster, antes de hacer la exploración del disco CD/DVD/BD/HD DVD en la búsqueda de archivos y carpetas perdidas, y usted contestó SI a la sugerencia, entonces el archivo se cargará automáticamente después de la creación sin que sea usted quien lo cargue manualmente, y antes de que comience la exploración.

Completado

Para completar un Archivo de Imagen Controlado, cargue el Archivo de Imagen (si no lo ha cargado aún o se ha cargado automáticamente), oprima el botón derecho del ratón sobre uno de los Iconos de CD/DVD o Unidades existentes en el panel de la izquierda (TreeView) y usted encontrará fácilmente la opción para completar el Archivo de Imagen. IsoBuster le pedirá que introduzca el disco en una unidad, seleccione esa unidad y continúe el proceso. Si hay zonas que aún no se han completado debido a problemas de errores previos de lectura, usted puede elegir reintentar la lectura nuevamente. Usted puede decidir completar la imagen al final.
También puede indicarle a IsoBuster que haga ambas cosas al final.

Comprobación para saber si un disco es idéntico a el Archivo de Imagen (importante para el caso de los discos ópticos)

Después de que usted haya iniciado la secuencia de COMPLETAR el Archivo de Imagen, y después de que haya elegido la unidad lectora, IsoBuster comprobará si el disco de la unidad lectora coincide con el Archivo de Imagen.
Esta es una tarea extremadamente difícil para los discos ópticos, pues hay muchos y muy extraños formatos de CD, DVD, BD y HD DVD, y no todas las unidades de hardware de lectura reportan la misma organización interna de cada disco en cada ocasión que lo leen.
Los medios ópticos legibles existen en muchos formatos, y dependiendo de las capacidades de las unidades de lectura y de la organización interna que se creó al grabar el disco pueden existir muchas organizaciones internas en el mismo disco.
IsoBuster intenta determinar si el disco en la unidad lectora corresponde al Archivo de Imagen, y para hacerlo tiene que 'asumir' a veces muchas cosas al mismo tiempo.

Por tanto, es extremadamente importante que usted, como usuario, siempre use correctamente el mismo disco para completar un Archivo de Imagen previamente iniciado.  Sería posible (pero casi siempre incongruente) que se completara un Archivo de Imagen con un disco completamente diferente que tuviera similitudes con el original.  Así que debido a esa incongruencia, usted estaría mezclando dos discos dentro de el mismo Archivo de Imagen.  Por supuesto, esto quiere decir también que si usted tiene dos copias idénticas de un disco, podría usar los dos discos defectuosos para completar UNA buena imagen con ambos.   Simplemente se requiere un poco de sentido común algunas veces, pero así se puede aprovechar y agigantar la gran potencia de ingeniería disponible en IsoBuster.

Si usted comprende la gran complejidad del proceso, entonces también comprenderá que a veces la organización interna de un disco es demasiado compleja para poder completar un Archivo de Imagen con algún disco.  Por ejemplo, si la unidad lectora que usted usó para iniciar la creación del Archivo de Imagen vio que existían dos pistas, pero la unidad que está usando después para completar el Archivo de Imagen únicamente detecta una pista, entonces IsoBuster falla la prueba y le comunica con un mensaje emergente que los discos son demasiado diferentes.  Este problema mayormente se presenta únicamente cuando se usan unidades diferentes para completar el Archivo de Imagen Controlada.  Una misma unidad normalmente siempre devuelve la misma organización interna, a menos que dicha unidad tenga problemas para 'montar' el disco o tenga algún defecto de lectura intermitente.  En este último caso, intente continuar el proceso abriendo y cerrando la bandeja de la unidad.

Ejemplo :
Suponga que una unidad 've' dos pistas en una sesión, y otra unidad diferente 've' solamente una pista en la misma sesión.  Aunque todos los archivos originales quepan en una o dos pistas, aún así la organización interna es demasiado diferente para que IsoBuster pueda completar el Archivo de Imagen.

Modos de asegurarse de que usted será capaz de completar un Archivo de Imagen Controlada con diferente hardware (importante para el caso de los discos ópticos).

Intente usar hardware que tenga similares capacidades.  Por ejemplo, debe tener en cuenta que una unidad de solo lectura generalmente es más limitada en capacidades que una unidad de lectura/grabación.  Así que si usted inicia la creación del Archivo de Imagen con una unidad de solo lectura habrá detectado una organización interna del disco que es muy probable que difiera sustancialmente de la organización interna que posteriormente pueda detectar una unidad de lectura/grabación, y entonces no se pueda completar el archivo con esa segunda unidad. Pero siempre le queda la opción de regresar a la unidad inicial o buscar otra unidad de solo lectura que sea más funcional. El mismo principio puede aplicarse a unidades con capacidades -R o +R o -RAM etc. Una grabadora DVD+RW, por ejemplo, puede ser muy capaz de leer la mayoría del contenido de un disco DVD-RW, PERO puede que identifique una organización interna de pistas y sesiones que difiera de lo que detectaría una unidad de grabación DVD-RW, simplemente porque una grabadora DVD-RW entiende más datos en el disco, y por tanto, interpreta una organización interna del disco más compleja o demasiado diferente de lo que hay iniciada en el Archivo de Imagen.

Compruebe rápidamente si un disco puede ser completado con diferente hardware (importante para el caso de los discos ópticos).

Para solventar el problema indicado anteriormente, usted puede hacer una pequeña prueba. Inicie la creación de un Archivo de Imagen Controlado, pero aborte el proceso inmediatamente después de iniciado. A continuación intente completar la imagen en una/varias unidad(es) diferente(s).  Sabrá inmediatamente qué unidad(es) es/son capaz/capaces de continuar completando la Imagen, y que otra(s) unidad(es) son las que IsoBuster indica que no hay compatibilidad entre la imagen y el disco.  Basado en esta pequeña prueba, ahora usted puede decidir iniciar el proceso totalmente, pero esta vez sabiendo qué unidades puede usar para completarlo en caso de que la unidad que lo inicia no puede completarlo adecuadamente.

Influenciando los reintentos de lectura.

Durante la creación del Archivo de Imagen Controlado IsoBuster reduce o incrementa los reintentos de lectura a la vez que comprueba si hay coincidencias, hasta obtener los mejores resultados.  Por supuesto, siempre inicia la operación basándose en la configuración que usted indicó (o las configuraciones por defecto).
Durante el completado de el Archivo de Imagen Controlado, y en particular cuando hace el rellenado de espacios en blanco los reintentos se reducen en menor grado y el proceso es mucho más persistente.  Aquí también el proceso comienza desde la configuración que se la ha dado.
Sin embargo, comprenda que esas configuraciones se han preparado por unidad.  Así que cuando usted ha cargado un  Archivo de Imagen Controlado y desea reducir la cuenta de reintentos iniciada por la unidad, primeramente seleccione la unidad, luego vaya a las opciones de configuración y configure la cuenta de reintentos para dicha unidad.  No crea que configurar la cuenta de reintentos para una unidad será efectiva siempre igual para el mismo Archivo de Imagen, ya que ha de tener en cuenta siempre la unidad que está haciendo la lectura actual.

Cuando se observan menos datos (de archivo) en un Archivo de Imagen de lo que hay en el disco de procedencia.

Un Archivo de Imagen Controlado se crea normalmente con la intención de realizarlo desde el inicio hasta el final, pero puede ser detenido en cualquier momento de su creación antes de que se llegue al final.
Así que es perfectamente posible tener leídos la mayoría de los datos y grabados dentro del archivo, pero aún faltan datos del final.
Como resultado de esta última consideración, posiblemente los contenidos de archivos del CD/DVD/BD/HD DVD original no aparezcan totalmente o sean representados de forma errónea.  Esto es así porque ciertos Sistemas de Archivo hacen la interpretación de los últimos bloques de una pista o sesión, y únicamente cuando los últimos bloques de esa pista o sesión están incluidos en la imagen considerará que todo parece correcto.
Un ejemplo de esto último puede ser una Pista/Sesión abiertas en un CD-R que ha sido creado con software que admite operaciones de 'arrastrar y soltar'.  Los últimos bloques contienen lo que se denomina VAT y ese VAT es muy importante para el Sistema de Archivo, así que solamente cuando el Archivo de Imagen se ha completado con todos los bloques es cuando se considera que todo tiene una apariencia correcta.